sábado, 22 de enero de 2011

Todo pasará

Si el invierno quisiera arrullarte con su seda blanca y funesta; con su pálida y moribunda naturaleza; yo estaría allí para ti siempre.

Si el olvido pareciera llenarlo todo trayendo sin escrúpulos su parsimonia y armonía sin igual; su testigo; yo misma; yo estaría allí para ti siempre.

Si tu infierno pareciera querer carcomerte  y no dejarte sonreír; si te quitase todas las oportunidades y te expulsara de tu propia vida sin nada más que tus pensamientos…yo estaría allí para ti, siempre amigo mío.

Entradas populares