lunes, 31 de octubre de 2011

Vacía


Finalmente la cama está vacía. No estoy dentro, ni tú tampoco. Mi alma, quizás un tanto inquieta, sale de mí: huye sin destino. Es agonía pura, me digo a mi misma ¡Qué espantosa soledad siente mi alma hoy!

Sólo quiero luz, sólo eso por hoy



miércoles, 12 de octubre de 2011

Ese sueño romántico que nunca fue...

-->


Y aunque nada existiese, aunque nadie sintiese...aun cuando todo fuese tan confuso y hostil, yo seguiría anhelando algo más allá de lo que me pueden dar, más allá de lo que alguien está dispuesto a dar. No quiero la humanidad, el raciocinio clarividente del humano.

No quiero frases, no quiero palabras, no quiero acciones: quiero pensamientos. Quiero estar dentro, entrelazada, profundamente adherida a una persona y que esa persona pudiese hacerme sentir suya. No quiero estar fuera nunca más, ni tampoco sobre...quiero estar en las entrañas, en la sangre, en cada célula ¡En cada respirar!

lunes, 3 de octubre de 2011

Pesadillas medianas



El sueño de la razón produce pesadillas, dijo Goya una vez.

El racionalismo desnuda la realidad a tal punto que encrudece todo lo potencialmente bueno de este planeta. Cada acción está razonada por pensamientos previos, por historias previas e incluso por impulsos previos. Todo está, maquiavélicamente predispuesto para nosotros.

El sueño de la razón trae a la vida a nuestros monstruos del pasado y a nuestras inquietudes del presente. Soñar el raciocinio puro es ver el miedo en primer plano, acercarse a él, temerlo y no salir corriendo; es oler y respirarlo y no cerrar los ojos.

No cerrar los ojos nunca y tener pesadillas con los ojos abiertos.

El sueño de la razón produce pesadillas y las pesadillas no son más que concentración de miedos e inseguridades que no logramos expresar a través de nada.

Tengo miedo a despertar y que nada haya sido verdadero, que las palabras dichas no sean ciertas y que los afectos creados sean ilusiones.

El sueño de la razón produce monstrous...
El sueño de la razón me produce a mí, a ti y a quién quiera serlo.



Entradas populares