martes, 2 de marzo de 2010

Sonreír nuevamente








Y de repente mi sonrisa se borró y no quizó salir más en el día. Lo sé, quizás lo sepas, pero la oscuridad vuelve a rodearme y las lágrimas no tardan en salir de mis ojos.

Descubrir la verdad es terrible, en especial si te la ocultan tan bien, como suelen hacerlo las personas. Me duele ahora, todo y en especial el corazón, porque sé que estoy perdiendo esta batalla y que no la ganaré jamás...porque soy tan, pero tan débil, que incluso a quienes llaman débiles se averguenzan de mí.

Entradas populares