martes, 14 de agosto de 2012

Caras




Pienso historias de un mundo, de un sueño que no describo, de dolores que no han pasado. Pasados, tristes y finales, de personas que han estado ahí. Las caras de quienes me han hecho daño sólo es una, amorfa y perfecta. Es la misma sonrisa simplona y los mismos ojos altaneros, aquella mirada es exacta y todo se reduce a un solo par de ojos gigantes.

Recuerdo las voces de quienes jamás estuvieron en mí, risas muertas en bocas magulladas. Sonrisas que no aparecieron, fuerzas que se esfumaron antes de estirar los músculos. Es mi boca, mi sonrisa que jamás salió frente a esos ojos. Ira, rabia...frustración. Rabia.

Se repite todo, como un sucio Deja vu, como si el mismo recuerdo se devolviera una y otra vez. Mismo rostro mezclado que me insulta...que me recuerda mi posición. Supongo que son sus ojos, tan soberbios y altaneros, llenos de un placer extraño: el sabor agradable de no ser yo.

Ya no está el rostro, sólo es el mío, sólo son mis ojos y mi voz. Soy yo quien me insulta...

4 comentarios:

  1. Inquietante, muy inquietante. Me gusta.

    Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta inquietante hasta para mí que haya salido con un texto así. Algunas veces me pasa, que quiero escribir algo pero tengo algo que debo sacar primero...ahí está.

      Saludos! y gracias por comentar

      Eliminar
    2. hartas ideas dejas plasmadas para desarrollar
      ojalá las desarrolles
      porque hay pasta para varios textos
      un abrazo y feliz jueves

      Eliminar
    3. Casi siempre hablo de esos temas, por lo que podría decir que siempre agrandando la idea...
      Te dejo un beso Liza!!

      Eliminar

Entradas populares