lunes, 3 de septiembre de 2012

Destrúyete



Soy mi reflejo,
blancucho y sin mascaras.
Así,
triste y transparente,
mostrando con mucha destreza
o con poco cinismo,
mi molestia:
sólo yo.
Y así transcuye este infimo segundo,
donde veo mis ojos negros
llenos de vidas que jamás viví
y de esta historia,
mis pensamientos que huyen,
que recorren otro mundo:
un lugar donde no existo...
no vivo.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jajajajaj, es que de vez en cuando me gusta escribir asì!

      Un besoooo :D

      Eliminar

Entradas populares