lunes, 3 de octubre de 2011

Pesadillas medianas



El sueño de la razón produce pesadillas, dijo Goya una vez.

El racionalismo desnuda la realidad a tal punto que encrudece todo lo potencialmente bueno de este planeta. Cada acción está razonada por pensamientos previos, por historias previas e incluso por impulsos previos. Todo está, maquiavélicamente predispuesto para nosotros.

El sueño de la razón trae a la vida a nuestros monstruos del pasado y a nuestras inquietudes del presente. Soñar el raciocinio puro es ver el miedo en primer plano, acercarse a él, temerlo y no salir corriendo; es oler y respirarlo y no cerrar los ojos.

No cerrar los ojos nunca y tener pesadillas con los ojos abiertos.

El sueño de la razón produce pesadillas y las pesadillas no son más que concentración de miedos e inseguridades que no logramos expresar a través de nada.

Tengo miedo a despertar y que nada haya sido verdadero, que las palabras dichas no sean ciertas y que los afectos creados sean ilusiones.

El sueño de la razón produce monstrous...
El sueño de la razón me produce a mí, a ti y a quién quiera serlo.



3 comentarios:

  1. Solo es cuestión de soñar y volver a resucitar.

    Besos... :)

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa reflexión, sobre una frase maravillosa también.
    Sigue escribiendo así, y como tú me dijiste a mi, hazlo desde el corazón.
    Un beso <3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) Desde el corazón siempre sale lo mejor :D

      Eliminar

Entradas populares